Todo sobre los insectos

Descubre por qué las moscas son igual de molestas que tener un vecino batería.

  • Una de las características más molesta de las moscas es que no importa cuánto insistas en matarlas, siempre estarán revoloteando cerca, es parte de su instinto natural.
  • Las moscas nunca vuelan a más de 100 metros de distancia de su lugar de nacimiento, y constantemente están aterrizando en cosas, a veces en comida o piel, para poder probarlas y alimentarse.

Disfrutar de la vida y escuchar música con una bebida fría en tu patio en verano es una delicia, pero puede arruinarse con la aparición de las molestas moscas. No importa cuántas veces las espantes – vuelven y aterrizan en tu cuerpo de nuevo. ¿Te has preguntado alguna vez por qué pasa eso?

Mosca tocando la batería. ¿Por qué las moscas son molestas?

El comportamiento de las moscas no es solo molesto, además puede ser dañino para tu salud.

No es nada personal, solo instinto natural.

Probablemente no haya ninguna criatura más molesta en el mundo que una mosca. Podemos ahuyentarlas tantas veces como queramos, pero siempre vuelven a por más. Debemos saber que la mosca no tiene nada que ver con eso, es su instinto. Después de todo, se considera a sí misma la dueña de la casa, pues ha nacido y crecido allí. ¿Sabías que nunca se alejan a más de 100 metros de distancia de su lugar de nacimiento? Es un dato científico. Así que no hay duda de por qué actúan como actúan – ¡se pasan la mayor parte de su corta vida en un único lugar!

Las moscas son criaturas muy interesantes. Otro ejemplo es que pueden correr por el techo sin caerse. Resulta que las moscas tienen tres pares de piernas, cada una con cinco partes. Al final de cada parte, lo que consideraríamos como “pie”, son dos garras, reforzadas con almohadillas pegajosas. Esto les permite correr de manera segura en cualquier espacio, incluso en el techo.

Las moscas están siempre buscando comida. Emplean una gran cantidad de energía para el vuelo y, además, a lo largo de su vida ponen más de 2000 huevos. Necesitan una gran cantidad de proteínas y nutrientes.

Las moscas no comen, solo nos prueban.

Las moscas comen cualquier cosa que esté debajo de su boca: residuos de comida, grasa, y otras partículas orgánicas. Nuestro cuerpo es como un campo lleno de comida para ellas: epidermis, grasa, transpiración. Como sus receptores de sabor están en las patas, lo primero que hace una mosca cuando aterriza en una persona es probarla. Si encuentra algo que le sepa bien, volverá una y otra vez, sin importar nuestras sacudidas para espantarlas. A veces habrás notado que el tacto de las moscas es algo húmedo, como si el insecto nos besara o chupara la piel. No es una ilusión. Las moscas no pueden comer, solo absorben líquidos, así que segregan un poco de vómito en los alimentos duros para ablandarlos. Además, las moscas no son muy buenas recordando cosas, olvidan tus amenazas y maldiciones peligrosas rápidamente.

Otra razón por la que las moscas se ven atraídas a tu cuerpo es por el calor que desprendes. Las moscas son criaturas de sangre fría y solo pueden recibir calor de fuentes externas. Durante los días fríos, estos insectos tienden a ponerse encima de la piel de las personas para calentarse. Además de nuestro calor, el sudor es un premio para ellas.

En caso de encontrar moscas en tu casa, o si una de ellas te está molestando desde hace un rato – no dudes en utilizar remedios profesionales como Bloom Max. Aerosol 4h Insecticida. Es fundamental recordar que estas criaturas son portadoras de una gran cantidad de enfermedades.

Bloom Max Aerosol 4h Insecticida

Etiquetas: