Consejos y recomendaciones

5 maneras de saber si las polillas han invadido tu casa.

  • Las polillas dejan señales claras cuando están acechando y reproduciéndose en nuestros hogares.
  • Los agujeros en la ropa, los capullos o los huevos en la esquina de nuestros cajones son algunos de los indicadores más comunes de una plaga de polillas.

Si sospechas que tienes polillas, es hora de ponerse el gorro de detective y llegar al fondo del problema, antes de que tus jerséis de cachemir se conviertan en las próximas víctimas de estos espantosos atacantes. Principalmente porque, a veces, ese agujero que encontraste en la chaqueta puede haberse hecho durante el lavado, pero también puede significar que hay escarabajos de alfombra en lugar de polillas. Por eso, compartimos algunos de los signos más comunes de una plaga de polillas. De esta manera, podrás estar seguro de saber con qué estás tratando y conseguir un cazafantasmas lo antes posible.

No necesitas a los cazafantasmas para descubrir las señales más comunes de una plaga de polillas.

¿De dónde vienen estos agujeros?

El primer indicador más común de tener polillas, como muchos ya sabéis, son los agujeros en la ropa. Recomendamos revisar tus prendas de ropa, cortinas y alfombras y examinar los daños causados por las polillas. La comida favorita de las polillas es la fibra orgánica, como la lana, la seda, el cuero o el cachemir, especialmente si éstas se han guardado durante los meses de verano. Recuerda que algunas polillas, como las de los alimentos, probablemente invadirán tu despensa y buscarán la comida que no haya sido almacenada correctamente (en un envase sellado).

¿Dónde está el nido?

En segundo lugar, para encontrar la fuente, debemos estar atentos - digamos que no es tan obvio como un poltergeist - especialmente cuando hablamos de los huevos. Las hembras suelen depositar alrededor de 40 huevos (de no más de 0,5 mm) y luego morir, aunque los machos siguen apareándose a lo largo de su vida. Así que, si encuentras un nido, podrían haber más.

¿De quién es esta larva?

Otra de las cosas principales que hay que buscar son las larvas, ellas son las verdaderas culpables del daño, ya que es únicamente en esta etapa cuando las polillas necesitan la proteína de las fibras naturales para crecer. ¡Y lo peor es que pueden vivir hasta dos años como larvas! Lo mejor para deshacernos de ellas es vaciar y lavar todo a más de 48ºC y colgarlo a la luz del sol.

¿Són estas cáscaras sobras de larva?

Si no puedes encontrar de dónde salen las larvas, echa un ojo en busca de sus capullos, ya que las polillas emergen de ellos. Estos podrían llevarte a las áreas problemáticas y ayudarte a mantenerlas libres de polillas en el futuro.

¿Quién anda por ahí?

Finalmente, mira si las polillas andan por los alrededores en lugar de estar volando, se suelen camuflar muy bien, haciéndose casi invisibles - ya sabes, ¡como fantasmas que asustan!

Las polillas de la ropa, a diferencia de otras especies que se sienten atraídas generalmente por la luz, son como los fantasmas; les encanta frecuentar áreas imperturbadas y oscuras de la casa como armarios, sótanos o buhardillas. Como comentábamos, lo mejor que puedes hacer si encuentras rastros de polillas es vaciar y lavar todo - sí, todo lo tengas - a más de 48 ºC y colgarlo todo a la luz del sol. Después, es aconsejable utilizar ganchos anti-polillas en estas áreas, como el Gancho Antipolillas de Bloom con aroma a lavanda, y evitar la plaga antes de que sea demasiado tarde.

Con estos consejos, estamos seguros de que estarás listo para ahuyentar a estos fantasmas!